La moto eléctrica Be.e

be_e

Be.e es un peculiar scooter eléctrico fabricado por la empresa holandesa Van.Eko después de que sus responsables descubriesen el el potencial de la movilidad eléctrica.

El Van.Eko es una start-up encabezada por la Universidad de Ciencias Aplicadas de Holanda, creado para comercializar esta moto desarrollada por la misma Universidad. La compañía está recaudando fondos para que la Be.e pueda llegar al consumidor. En el proyecto han trabajado 56 estudiantes y once profesores, además de otros veinte empleados.

El Be.e es un vehículo diseñado para los viajes cortos, como el trayecto entre el trabajo y el hogar, por ejemplo.

El diseño está realizado por la agencia Waarmaker. El cuerpo, está fabricado de una sola pieza, con el asiento integrado y dos luces circulares.

Al contrario que su competencia, en vez de usar planchas de plástico para su cubierta han creado su cuerpo ha sido fabricado con compuestos totalmente naturales hechos de fibra reforzada (desde el lino y el cáñamo, hasta las fibras de celulosa (fibras de vidrio mejoradas)) debido a su mayor solidez, que permite, entre otras cosas, crear una carrocería más compacta y que además, se puede reciclar completamente.

Tiene un motor de 4 kW ubicado en la rueda trasera y que le permite alcanzar una velocidad máxima de 55 km/h.

Su autonomía depende de la configuración escogida, con un pack de 2 kWh se puede recorrer unos 60 kilómetros, también existe la opción de incluir una segunda batería, lo que sumarían 4 kWh en total, duplicando la autonomía con cada recarga.

En los últimos dos años, las pruebas llevadas a cabo por la universidad fueron capaces de demostrar que la fibra derivada de la planta de cañamo es lo suficientemente resistente para ser utilizada en la fabricación de un scooter.

Otro argumento dado por el fabricante es que los productos hechos con compuestos de origen vegetal, se pueden reciclar después de su eso, convirtiéndose en biomasa y generando energía.

Sin embargo, lo sorprendente se encuentra en su estructura, montada en una sola pieza, descartando el proceso de montaje.

La forma de comercialización de la Be.e es tan innovadora como su concepto. Según el fabricante, será mediante un programa de sharing (alquiler de vehículos y baterías, por una cuota mensual).

Los contratos, dependerán de los kilómetros recorridos, 300, 500 o 1.000 y variarán desde los 140 hasta los 170 euros al mes. Pero es posible ajustar los kilómetros a nuestras necesidades, es decir, si un mes no agotamos todos los km contratados, los podremos guardar para el próximo. También si un mes nos pasamos del tope, nos cobran un extra.


Deja un comentario

Connect with Facebook