Going Green invierte 1,5 millones de euros en una fábrica de motos eléctricas

going green

La empresa Going Green se creó en el año 2008 por una iniciativa de un grupo de profesionales de diferentes sectores, especialmente del sector energético. Se dedica al mercado de la movilidad eléctrica tanto para particulares, empresas así como para la Administración Públicas.

Actualmente se encuentra desarrollando tres líneas de negocio:

  1. Comercialización de una amplia gama de vehículos eléctricos de diferentes tipologías a través de una amplia red de distribuidores a nivel nacional.
  2. Prestación de soluciones de movilidad basadas en modelos de uso compartido de vehículos eléctricos, desarrollando una tecnología para la monitorización y gestión de todo tipo de vehículos eléctricos. Tras haber lanzado su primer servicio en 2011 ahora cuenta con varias iniciativas en funcionamiento. Going Green lanza en Barcelona una iniciativa pionera a nivel mundial que permitirá a los ciudadanos y visitantes de la ciudad conducir una moto eléctrica, solicitada a través de su Smartphone, para desplazarse por la ciudad. Fruto de la colaboración entre Going Green y la Fundación Creafutur. MOTIT, es el nombre del primer servicio de alquiler flexible y compartido de motos eléctricas que se implanta a nivel mundial para su uso por parte de los ciudadanos y visitantes de Barcelona.
  3. Fabricación de motos eléctricas. Inaugurando el pasado 2012 un centro de ensamblaje para la producción de una moto eléctrica especializada e innovadora.

Además de todo ello, Going green es protector European Green Capital 2012, y ha realizado recientemente una inversión de 1,5 millones de euros en la creación y puesta en marcha de una fábrica situada en la zona empresarial de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), dedicada exclusivamente a fabricar motos eléctricas. Lo que además ha suspuesto una creación de medio centenar de puestos de trabajo.

En palabras de Gonzalo Alonso,  director general de la empresa, realizadas a la agencia EFE :

Ésta es la primera fábrica de España de donde salen exclusivamente motos eléctricas, un sector que estamos convencidos que tiene un gran futuro. Las empresas y el turismo son los dos grandes objetivos de la empresa. Uno de los principales problemas de los vehículos eléctricos es la autonomía, un problema que tenemos solucionado en el caso de las motos porque están pensadas para hacer trayectos cortos. Otra de las ventajas de las motos eléctricas respecto a los coches eléctricos, es el precio: no es muy diferente entre una moto eléctrica y una tradicional”.

Para poner en marcha esta fábrica, la empresa ha contado con la colaboración de Invest in Catalonia, el área de atracción y promoción de inversiones del Departamento de Empresa y Empleo, y también con la del Plan Estratégico de la motocicleta gestionado por la Dirección General de Industria. Según las previones,  saldrán cada año unas 5.000 motos eléctricas.

Fabricas con características muy similares a esta de Cataluña, ya están funcionando en Alemania.

 


Deja un comentario

Connect with Facebook