Zero S 2012 (III)

Zero S 2012_01

El compacto y potente motor sin escobillas proporciona al piloto una increíble aceleración hasta lanzarlo hasta los casi 140 km/h. Refrigerado por aire, el propulsor ha sido diseñado para que las labores de mantenimiento sean mínimas, proporcionando años de diversión sin prácticamente hacerle nada. En las frenadas, el motor funciona como un generador, controlado por el variador con el fin de recargar el paquete de baterías. Ese sistema regenerativo incrementa su actuación durante la aplicación de los frenos o lo que se llama deceleración neutra, siendo mucho mayor su efecto en el modo Eco frente al modo Sport.

En el apartado ciclo, y al igual que su hermana la Zero DS, se ha usado aluminio de calidad aeronáutica en la fabricación del rígido y ligero bastidor de la Zero S. Basta echar un vistazo al chasis para darse cuenta de la perfección de su realización. Es agresivo, fuerte, rígido y una de las principales razones por las que la Zero S se maneja a la perfección en ambientes urbanos.

Zero S 2012_02

Diseñado para bajar al máximo el centro de gravedad de la moto, hace de la Zero S un vehículo con la más alta maniobrabilidad y respuesta ante las eventualidades. El cuerpo de la moto se completa usando una carrocería negra que le da un aire actual, agresivo y muy atractivo. La versión 2012 se ha diseñado para dar acomodo a piloto y pasajero con un accesorio opcional, e incorpora nuevas ventanas de ventilación para una completa refrigeración del propulsor.

Completa la parte ciclo con nuevas ruedas con peso y rigidez optimizadas en esta versión 2012. Han sido desarrolladas exclusivamente para la Zero S por Zero Motorcycles y representan la primera rueda de fundición desarrollada por la marca. Asimismo incorpora un potente juego de frenos, similares a los de su hermana la Zero DS, con nuevos pistones.

Fuente: Zero Motorcycles


Deja un comentario

Connect with Facebook